¿Yogurt desnatado o con frutas?

Categoría:

¿Qué hay detrás de un yogur desnatado o de un yogur con fruta?

Tengo que reconocer que estoy enganchada a tomar de postre un yogur, a la cena no falta, y como postre de la comida también suele ser frecuente día sí y día también. Me gustan los yogures claro está, pero a mi y a un alto % de la población! Y es que además es un alimento sano que aporta beneficios para el organismo, como lácteo que es. 

Hoy en día existen demasiado tipos de yogures, no sólo desnatados o enteros sino que cada vez encontramos más variedades, que sí yogur griego, yogur cremoso y de mil sabores incluso los famosos yogures de LARSA que son capaces de darles un sabor de pilares gastronómicos y culturales de nuestra tierra, ¿te acuerdas de la revolución de “sabor queimada”? ¿Y del “sabor licor café”? En resumen… tenemos mil sabores de yogures para escoger en el mercado pero cuidado que también para sobre saturarnos de mil sabores artificiales llenos de azúcares…🙈

Pero primero voy a empezar por lo básico, ¿qué es el yogur?

 El yogur es la fermentación de la leche que se obtiene por la acción de los Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus. A esta receta básica, los fabricantes añaden diferentes ingredientes para tener mayor variedad y conseguir posicionarse ante los gustos del consumidor. 

Y es ahí donde empieza a convertirse en un alimento menos saludable porque uno de los ingredientes más añadidos es el azúcar. Si eres de los que probó un yogur natural notarías que tiene un toque ácido, y claro, no resulta tan rico al paladar frente a esos yogures con tanto sabores dulces… y es que al final hemos crecido en una alimentación en la que los sabores propios de los alimentos se han dejado atrás por eso para mí es muy importante que a nuestros peques los alimentemos de la manera más natural posible. Si tú a un niño le das un yogur natural le va a encantar, no tiene necesidad ninguna de tomar esa sobrecarga de azúcar que encontramos en los yogures de sabores o los petit suis o danonino. 

Está en nuestra mano alimentarlo lo mejor posible sobre todo hasta que empiece a conocer otras variedades, ya tendrá tiempo con el paso de los años ¿no?

 

Hay que tener siempre presente que el paladar de un niño se va adaptar al sabor natural de los alimentos y en el momento que prueba los sabores “artificiales” te los va a pedir a menudo incluso rechazando los que tomaba hasta ahora, por ejemplo, si siempre toma yogur natural y prueba un yogur de fresa te pedirá cada día un yogur de fresa. ¡No hay necesidad! Y menos con 3,4,5 años…

¿Por qué natural frente a cualquier sabor?

Sin duda, por el azúcar. Suele aparecer con los siguientes términos: azúcar o sacarosa, dextrosa, jarabe de fructosa, jarabe de maíz o fructosa. 

Un yogur natural azucarado o aromatizado (los de sabores) tiene de media 10 % de azúcar añadido. Esto es entre 8-14 g de azúcar por unidad, lo que equivale a 2 azucarillos y el 20 % de la cantidad máxima recomendada por la OMS.

En un yogur natural, el 4% será azúcar, pero procedente de la lactosa que hay presente de manera natural en la leche. Y cómo ya dije en otros artículos, este azúcar no supone ningún problema.

En los yogures con frutas el contenido medio de azúcar añadido de estos yogures está en torno al 9 % (11 g por unidad). Es más, y al contrario de lo que se suele pensar, este porcentaje mayor no se debe al azúcar naturalmente presente en la fruta, sino que corresponde a azúcares añadidos ya que este tipo de yogures lleva una cantidad ridícula de fruta….como siempre, se juega con la publicidad en los envases “con fruta”, cuando de fruta tiene un aporte mínimo, menos del 10%.

Así que, mi recomendación es que en tu nevera haya hueco para los yogures naturales, si no te gustan sin contener azúcar prueba a añadirles canela, cacao puro o coco rallado (seguro que también piensas en la miel pero que no sea frecuente como ya expliqué en otro post) o frutos secos.  Si te gusta el yogur con fruta es mejor que la fruta se la añadas tú a un yogur natural. 

Y si estoy a dieta ¿mejor tomar yogur desnatado? 

Seguro que la respuesta que estarás pensando es un SI, y es lo que hasta ahora recomendábamos tanto los dietistas como los nutricionistas cuando pensábamos una dieta para bajar de peso ya que los desnatados aportan menos calorías y menos grasas saturadas porque se creía que su consumo se relacionaba con el aumento de peso y con las enfermedades cardiovasculares. 

Pero en algunos estudios recientes se ha observado que el consumo de lácteos enteros no parece estar relacionado con un incremento de peso corporal ni un mayor riesgo cardiovascular. 

El yogur natural entero, el de siempre, produce un mayor efecto saciante ya que contiene un 3% de grasa, y además el tipo de grasa que contiene no actúa en el organismo de la misma forma que otras grasas saturadas. Se trata de una grasa láctea que nos aporta vitaminas liposolubles y colesterol libre. 

Por el contrario, varios estudios han demostrado que los yogures desnatados no sacian e incluso nos activan el “querer picotear”.

Los yogures desnatados naturales, suelen llevar edulcorantes, y eso hace que si es un consumo frecuente puede alterar nuestra microbiota, es decir, los microorganismos que albergan en nuestro intestino. Si bien es cierto que es mejor frente a un yogur natural azucarado, sigue siendo mejor el yogur natural.

Además, recuerda que al ser desnatado se elimina la grasa y en esa grasa es donde están las vitaminas liposolubles que contiene la leche, sobre todo el retinol y la vitamina D (veréis que algunos desnatados llevan añadida la vit D pero las cantidades son mínimas como todo lo enriquecido).

Por lo tanto, en una dieta de adelgazamiento se puede incluir yogures enteros y además aportas al organismo los beneficios y las propiedades de la leche. 

Y recuerda que los yogures desnatados son más caros, y al final estás pagando más por menos. No te beneficias de las propiedades de la leche, añades al organismo azúcares y la fruta que tomas es prácticamente nula. 

Como ya he reconocido al principio, soy muy fan de los yogures y sobre todo del yogur natural. Incluso para agregarlo a las ensaladas como salsa, o tomarme un bol de yogur natural con fresas, plátano etc y también añadirle nueces o avena. 

Te comparto los que se consumen a diario en casa: 

Yogur natural

Una alternativa si eres de las personas que no le gusta el yogur natural o simplemente para variar son los siguientes:

Si los pruebas notarás que el sabor a fresa o limón es más suave que los yogures de sabores desnatados. 

Los ingredientes que contiene son los siguientes: 

Ingredientes:

Leche parcialmente desnatada, leche desnatada en polvo, fibra, aormas naturales, colorante natural (concentrado de remolacha) y fermentos láctivos naturales (leche).

Consiguen darle sabor mediante un colorante natural. 

Ingredientes:

Leche parcialmente desnatada, leche desnatada en polvo, fibra, aormas naturales, colorante natural (concentrado de remolacha) y fermentos láctivos naturales (leche).

Y por último pero no de manera diaria el yogur griego natural. 

 

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

1 comentario en “¿Yogurt desnatado o con frutas?”

  1. Lo que todo el mundo sabe pero casi nadie hace es que es mejor lo natural que lo artificial y nadie es consciente del efecto que te puede causar a largo plazo o le da igual.
    Gracias por compartir tu sabiduría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *